Estoy seguro de que si estás leyendo esta publicación, tienes uno o más objetivos en mente para este 2021. La gran pregunta es: ¿Cómo puedo lograrlos? Últimamente he estado pensando en esto. ¿Cuáles son mis propósitos u objetivos para este año y como pretendo acometerlos?

Decide tus objetivos

El primer paso es identificar claramente cuáles son tus objetivos. Esto no es tan sencillo como parece, un objetivo es distinto de un sueño. Por ejemplo, mi sueño es tener un Ferrari o un Lamborghini, pero este no es mi objetivo, porque en el fondo, no estoy tan obsesionado con tener uno de esos coches. Ahora mismo tengo un Suzuki, que me hace papel suficiente y además me entusiasma trastear con él. A pesar de que me encantaría levantarme por la mañana y tener uno de estos juguetes en mi garage, no creo que esté dispuesto a poner toda mi atención y energía en conseguir uno de estos coches. Se tratan más bien de ‘propósitos para cuando me toque el Euromillón’, es decir, de sueños.

Es por esto que debes escoger cuidadosamente tus objetivos, qué es eso por lo que estás dispuesto a darlo todo, a poner todo tu esfuerzo y atención para lograrlo. Debe ser algo que este fuera de tu alcance ahora mismo, de este modo te motivarás a esforzarte al máximo para lograrlo. Además de esto, como dice un dicho anglosajón ‘Apunta hacía la luna y aunque no la alcances, aterrizaras sobre una estrella.

Céntrate en tus objetivos

Si estás centrado en un objetivo, debes dirigir todo tu esfuerzo hacia lograrlo. Es decir, si tiene otras tareas, pensamientos o incluso personas que te alejan de este objetivo debes deshacerte de estos. Por ejemplo, si tu objetivo es lograr facturar 1.500 € al mes con tu canal de YouTube, pero te pasas viendo series en Netflix durante 4 h al día, en vez de emplear ese tiempo para crear contenido para tu canal, es más que probable que no logres cumplir tu objetivo.


Pon en marcha un plan de acción

No te bloquees ni pienses demasiado en tu plan de acción, todos esos pensamientos limitantes desaparecerán conforme vayas progresando con tu esfuerzo y trabajo. Establece pasos sencillos para el día a día, que te encaminen hacia tu objetivo y de forma que puedas evaluar su cumplimiento.

Establece metas, para asegurarte de que cumples tu plan y sigues progresando como es debido. Reduce tu objetivo final en varias metas que deberás lograr en cierto periodo de tiempo, de este modo conforme vayas lográndolas te reafirmarás en tu decisión de acometer el objetivo final.

Ten fe en ti

Por su propia naturaleza, los objetivos que nos ponemos tienden a sacarnos de nuestra zona de confort, no importa lo bien que te vaya, tus objetivos siempre deberán ir ligeramente por delante. Por lo tanto, nunca sabemos como vamos a lograr alcanzar nuestros objetivos, hasta que lo hacemos, entonces ya no somos la misma persona, somos alguien un poco diferente. Una versión mejorada de nosotros mismos. Es por ello que debemos tener fe en nosotros mismos y en el plan que hemos elaborado para que todo funcione y poder lograr cumplir nuestros objetivos.

No te rindas

Nunca te rindas. No importa cuantas veces lo hagas mal, mientras sigas intentándolo y trabajando hacia lograr tus objetivos. Olvídate de tu orgullo y aprovecha las oportunidades que te da la vida. Ya te has convencido de tu objetivo, tienes un plan, es hora de tomar acción, si esperas a que todo vaya como la seda, seguirás esperando en la tumba.

Aunque nunca logres tu objetivo, sigues avanzando, mejorando en todos los aspectos y adquiriendo nuevas aptitudes y conocimientos. Recuerda, lo que importa es el trayecto, no el destino.


Si quieres profundizar más en este tema, te recomiendo el siguiente libro de Alex Becker:

Scan to Donate Bitcoin to Admin Secreto Capital
¿Te ha gustado este artículo?
Dona Bitcoin a Admin Secreto Capital.